Sanidad rural: rectificar para evitar la catástrofe

Sanidad rural: rectificar para evitar la catástrofe

El envejecimiento de la población avanza y en España, las zonas rurales cada vez están más despobladas y envejecidas. En estas áreas existe una presencia limitada de población adulta joven. Se estima que la población concentrada en áreas rurales en España representa el 16,2% del total de la población española.

El poco interés que representa para las administraciones el mundo rural y la difícil gestión a nivel organizativo en su conjunto y particularmente, en referencia a los recursos humanos sanitarios, es más que evidente. Existe una marcada escasez de personal, también un importante deterioro de materiales e instalaciones y de recursos económicos asignados, que se concentran en los grandes hospitales comarcales, suponiendo todo ello unido un peligro para salud y la vida diaria de una población rural cada vez más vulnerable.

Equipos sanitarios rurales: los héroes del pueblo

Los usuarios los consultorios rurales suelen ser personas de edad avanzada que tiene movilidad reducida y en la mayoría de las ocasiones una nula capacidad de desplazamiento, por lo que la accesibilidad al sistema sanitario es bastante compleja y los equipos sanitarios deben desplazarse a diferentes zonas para facilitar y acercar la atención.

Es habitual que el personal recorra varios pueblos en una misma jornada o visite domicilios que distan varios kilómetros, incluso para atender urgencias en zonas remotas.

El nivel de alfabetización también es determinante, ya que muchas veces los usuarios no entienden los documentos o instrucciones que reciben por correo para acudir a citas con especialistas o tratamientos complejos en hospitales alejados, a los que deben desplazarse con la ayuda de otros familiares o vecinos, o en ambulancia y el personal sanitario debe intervenir como coordinadora de todos estos procesos.

La búsqueda de un desarrollo sostenible del medio rural

En 2007 se promulgó en España la Ley para el desarrollo sostenible del medio rural, que en caminaba sus preceptos a evitar el deterioro de infraestructuras y servicios en el medio rural. En su artículo 30 se hace referencia a “la mejora de la sanidad, en particular de la Atención Primaria, singularmente en las zonas rurales prioritarias, que permita asegurar unos servicios sanitarios básicos de proximidad en cada zona rural”, dotando al equipo  de profesionales de “modernas tecnologías y medios y, en particular, de la telemedicina”, que mejore la accesibilidad a los usuarios a “a una atención sanitaria especializada de calidad, prestando una atención singular a las urgencias médicas”.

Pero, hace ya más de 13 años de evolución de esta Ley, que se ha visto afectada por muchos problemas en la ejecución del  Programa de Desarrollo Rural Sostenible, unidos a sucesivos bajos presupuestos de los fondos FEADER , que en la praxis han supuesto la paralización o suspensión de la gran mayoría de sus medidas contempladas.

En la actualidad, parece que vuelve a reabrirse el debate político respecto a estos temas.

España no es un ejemplo único

Con esos antecedentes en nuestro país, es fácil imaginar las dificultades extremas para acceder a la atención sanitaria que se pueden presentar en otras regiones o áreas geográficas aún más remotas.

Podemos hablar perfectamente de que enfrentarse a los problemas en la atención sanitaria rural representa en la actualidad una de las prioridades de la OMS, que ya comenzó hace años un proceso de elaboración de recomendaciones basadas en datos que reflejan la situación de múltiples países, que actualmente están en fase de aplicación.

En ellas se pretendía asesorar a los gobiernos acerca del modo de afrontar las cuestiones trascendentales referentes a la permanencia y la distribución equitativa del personal sanitario en zonas rurales remotas.

Estas recomendaciones se sustentaban en la investigación y el análisis de los datos obtenidos tras las intervenciones en diversos lugares del mundo, complementados por estudios monográficos de países, y consultas realizadas con expertos y partes interesadas acerca de la eficacia de las estrategias para mejorar la permanencia y evitar que las zonas rurales queden desatendidas.

 

 

 

Necesitas más información

Ponte en contacto con nosotros

Si necesitas más información escríbenos explicando todas tus dudas. Te las intentaremos resolver lo antes posible

Contacto