¿Realidad o ficción? Así se caracterizan las víctimas en un simulacro de catástrofe

¿Realidad o ficción? Así se caracterizan las víctimas en un simulacro de catástrofe

Un año más, la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud organiza un gran simulacro de catástrofe con múltiples víctimas, como motivo de los actos de clausura del “Experto Universitario en Urgencias y Emergencias”. Este ejercicio práctico está programado el próximo 13 de junio en el Recinto Ferial de Las Rozas.

Tenemos la fecha y el lugar de celebración, pero ¿qué más cosas necesitamos para que un evento de estas características se desarrolle con éxito? Muchos son los intervinientes que participan en la preparación y ejecución de un simulacro, cada uno con un papel determinado e imprescindible para garantizar un resultado positivo.

En un primer momento, todos tenemos en mente que en un simulacro de catástrofe deben estar presentes, entre otros, los Servicios de Emergencias Extrahospitalarias, los Cuerpos de Seguridad del Estado, los Bomberos, los figurantes que ayudan a simular la escena, etc.

En este caso, nos detenemos en el papel de los figurantes, cuya función es vital para recrear una catástrofe con el mayor realismo y veracidad posible. Aquí entra en juego la labor de uno de los intervinientes “en la sombra” dentro de un simulacro, el equipo de maquillaje y caracterización.

En 2 o 3 horas el equipo de maquilladoras tiene que caracterizar las lesiones de las víctimas, que van desde heridas por arma de fuego, fracturas abiertas, traumatismos severos, hasta quemaduras y contusiones.

Tal y como nos cuenta nuestro equipo de maquilladoras – Cynthia Gómez, Anais Gómez, Sara Lozano, Sandra Merinero, Cristina Tolín y Ana Zaragoza -, la finalidad de su trabajo es dar realismo a una situación catastrófica a la cual pueden enfrentarse los alumnos del Experto en algún momento de su vida profesional. “Cuando ven ese tipo de heridas, se dan cuenta de la realidad a la que probablemente tengan que hacer frente en su trabajo”, relata Cynthia Gómez. Por eso, es determinante la caracterización correcta de las distintas lesiones, para que el alumno pueda clasificar adecuadamente a los heridos y darle a cada uno la asistencia sanitaria que requiera.

Para desempeñar esta labor, las maquilladoras tienen que conocer previamente los tipos de heridos: la lesión concreta y cómo se ha producido. Sara Lozano, describe que “en mis 16 años de formación en caracterización en efectos especiales, he necesitado formarme específicamente en aspectos del ámbito sanitario como es la anatomía del ser humano, y los diferentes tipos de lesiones que se pueden producir en un accidente con imágenes reales de los mismos.”

Además, las maquilladoras consideran que todas las lesiones entrañan gran dificultad de caracterización por el tipo de escena que se recrea año tras año, destacando como de mayor complejidad las fracturas abiertas, como nos cuenta Ana Zaragoza. Por su parte, Sandra Merinero, nos relata que “lo difícil es buscar el sentido a cómo salpica la sangre en la víctima para conseguir una recreación lo más fiel a la realidad.”

Por último, les preguntamos a nuestro equipo de maquilladoras qué sensaciones perciben de los alumnos que interpretan el papel de víctima en el simulacro, a lo que todas coinciden en destacar el papel de los alumnos. “A parte del maquillaje, es fundamental la motivación y disposición de los alumnos. Sin ellos, no sería posible acercarnos a la realidad de una posible catástrofe”, destaca Cristina Tolín.

Necesitas más información

Ponte en contacto con nosotros

Si necesitas más información escríbenos explicando todas tus dudas. Te las intentaremos resolver lo antes posible

Contacto