Los alumnos de Sevilla terminan su formación con un simulacro de descarrilamiento de un tren

Los alumnos de Sevilla terminan su formación con un simulacro de descarrilamiento de un tren

La Escuela Internacional de Ciencias de la Salud y el Colegio de Enfermería de Sevilla organizaron el 14 de marzo un ejercicio con la finalidad de que los alumnos de la XXV edición del Experto Universitario en Urgencias y Emergencias, que comenzó en noviembre de 2018, pusieran en práctica los conocimientos adquiridos hasta el momento. El mismo tuvo lugar en las instalaciones de la UME (Unidad Militar de Emergencias) en la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla). La simulación, trazada por Alfonso Yáñez Castizo, tutor del Experto, consistió en escenificar una guardia en la base y actuar -con las medidas oportunas de seguridad- ante el aviso de descarrilamiento e incendio en un tren, con desconocimiento del número y del estado de las víctimas.

El acceso a la zona donde se simuló el descarrilamiento fue gracias al apoyo e intervención de la Unidad Militar de Emergencia y su Servicio Sanitario de Enfermería, puesto que tuvieron que entrar en espacios confinados representados con tubos con piedras en su interior. Una vez superados estos obstáculos, los alumnos encontraron un vagón descarrilado y otro ardiendo (humo no tóxico). La imagen recreada fue calificada de “dantesca”, según Yáñez Castizo, debido a la gran aproximación con la realidad. “Parecía un accidente real, sobre todo al entrar en uno de los vagones para localizar a las víctimas y contar la presencia de humo que dificultaba la visión. Nos guiábamos por los gritos de pánico e histeria de los turistas que viajaban en el convoy”. Una vez analizada la zona, los alumnos se dividieron en dos grupos. El primero prestó auxilio al vagón descarrilado, donde en su interior clasificaron y estabilizaron a las víctimas, las inmovilizaron y colocaron collarines y tablas espinales.

Por otra parte, un segundo grupo sofocó las llamas iniciales, despejó la zona y realizó el triaje de las víctimas según su patología y posibilidades de supervivencia, y las inmovilizaron para sacarlas del interior en tablas espinales. “Una vez en el exterior formaron un nido o bolsa de heridos donde fueron reclasificados, les administraron analgesia y los inmovilizaron para evacuarlos”, narra el tutor. Para ello, debido al terreno abrupto, fue necesaria la intervención de medios aéreos simulados y ambulancias todoterreno tipo Hummer, para así trasladar de manera óptima a los pacientes politraumatizados en situación de riesgo vital. De cualquiera manera, explica, se tuvieron en cuenta varios supuestos, como pacientes muy graves con quemaduras, graves con fracturas no complejas y leves con contusiones y nerviosismo. Para Yáñez Castizo “una vez más los alumnos demostraron que son capaces de estar a la altura de las circunstancias. Y aún no ha terminado el Experto, lo que significa que cuando éste concluya estarán más preparados todavía para hacer frente a cualquier urgencia o emergencia que se les presente”.

Necesitas más información

Ponte en contacto con nosotros

Si necesitas más información escríbenos explicando todas tus dudas. Te las intentaremos resolver lo antes posible

Contacto