8 de marzo; Día Internacional de la Mujer

8 de marzo; Día Internacional de la Mujer

Aún recuerdo cuando estaba en el colegio, y mis libros estaban llenos de señores que habían hecho historia por sus guerras, inventos, sus ideas políticas, sus novelas, e incluso por ser virtuosos de la música o de la pintura. Pero ¿Por qué no había mujeres?

Yo por aquellos entonces pensaba que el número de mujeres era terriblemente inferior al de los hombres, que por el hecho de ser tan pocas había menos posibilidades de destacar. Eran otros tiempos y aunque lo justificaba con esta idea tan peregrina y sin ninguna base durante algunos años sentí reconfortada creyendo que esa era la verdadera razón.

Años después las dudas volvieron, me di cuenta de que las mejores notas de clase las sacábamos las chicas, que mi amiga Mª Luisa quería estudiar dos carreras, que mi amiga Mª Luz quería ser Juez como como su padre… Bueno, y que ¡no éramos tan pocas! Y por fin fui consciente de la diferencia de nacer niña o niño, de las expectativas que hemos ido heredando social y culturalmente.

Actualmente es fácil consultar cifras y acercarse a la realidad, aunque nos está costando siglos que el mundo se adapte a que nuestras capacidades intelectuales son como mínimo iguales a las de los hombres. Si miramos atrás podemos encontrar a grandes mujeres que fueron pioneras, mujeres que arriesgaron y lucharon por ir cada día rompiendo moldes y hacer valer su profesionalidad. En enfermería tenemos grandes ejemplos.

Grandes pioneras en la profesión enfermera

Aunque la enfermería no fue considerada una profesión hasta el siglo XIX, el cuidado de los enfermos ha sido una tarea histórica asumida por las mujeres. Durante siglos, dondequiera que haya alguien a quien cuidar, ha habido una mujer. Ya sea por un sentimiento maternal por el sufrimiento o por la herencia de generación en generación, las mujeres llevamos siglos cuidando de los enfermos.

El papel de las enfermeras en la historia es particularmente importante, especialmente en el caso de las pioneras de la enfermería, De hecho, fueron ellas las mujeres que lucharon por obtener un estatus profesional en enfermería en el siglo XIX. También intentaron asegurarse de que se respetaran sus contribuciones a la atención médica, no solo en el cuidado de los pacientes.

No cabe duda de que la enfermería pionera representa un punto de inflexión en el desarrollo de la enfermería. Los logros de estas enfermeras son cruciales e indiscutibles.

Florence Nightingale, Clara Barton, Anna Caroline Maxwell, Dorothea Lynde Dix,  Carmen de Angoloti y Mesa, Elvira Dávila Ortiz

Mujeres que cambiaron el mundo

Estas mujeres y otras muchas, en diferentes campos profesionales las que con su influencia y capacitaciones han cambiado nuestro mundo.

Marie Curie, Rosa Parks, Emmeline Pankhurst, Ada Lovelace, Rosalind Franklin..

Techo de cristal (glass ceiling barriers)

En la actualidad este término hace referencia a las barreras invisibles que impiden que las mujeres ocupen puestos de responsabilidad en las empresas. El origen de esta expresión se remonta a un artículo publicado en el Wall Street Journal en 1986. Desde que se mencionó por primera vez, han pasado más de treinta años, aunque la situación ha mejorado y algunas mujeres han logrado romper el techo de cristal, todavía queda mucho trabajo por hacer.

La causa del techo de cristal, entre otros factores, también está relacionada con el siguiente concepto básico: el compromiso de las mujeres con la empresa se reduce por las cargas familiares. La posibilidad de embarazo o el hecho de tener hijos, a menudo nos impide ser promocionadas. Además, no hay que olvidar que las decisiones de ascenso suelen ser tomadas por hombres, y estos cuando ocupan puestos de liderazgo tienen un alto prejuicio contra el valor de la mujer.

Hay que romper el techo de cristal

Aunque todavía queda mucho por hacer en materia de igualdad, hay algunos ejemplos alentadores, ya que, aunque la proporción de mujeres en las juntas sigue siendo baja, estas directivas disfrutan de una gran reputación. Afortunadamente, algunas grandes empresas están logrando grandes avances. Es el caso de Gas Natural Fenosa, que ya ha conseguido su objetivo de que las mujeres representen el 30% de su plantilla. Este es un hito si se tiene en cuenta que estamos hablando de trabajos altamente técnicos que estaban dirigidos a hombres hasta hace poco.

Las mujeres ocupamos 7 de cada 10 puestos sanitarios

Para que una profesión se considere “Profesión feminizada” el porcentaje de mujeres debe ser mínimo de un 55%. España, en el sector de sanidad alcanza cifras claramente de mayoría, siendo imprescindibles en este sector ya que somos mujeres un 74.2 % de los sanitarios (datos de EPA, del INE).

La mayoría de los Colegios están liderados por hombres, aunque el número de colegiadas habla por sí solo. La ocupación con mayor porcentaje de mujeres es logopeda (93,8%), y también es la único Colegio dirigido por una mujer, Ana Isabel Vázquez Lojo de Coruña.

  • En Enfermería somos el 84,5%.
  • En psicología somos el 81,5%.
  • En Farmacia somos el 65,7 %.
  • En Medicina somos el 56,4%.

Según el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, somos un total de 798.400 mujeres, entre las diferentes profesiones sanitarias. En cuanto a los tipos de jornada laboral, el 82,4% son trabajos a tiempo completo y el 17,6% son trabajos a tiempo parcial. Un total de 163.900 mujeres son trabajadoras temporales, y la mayoría de los contratos duran de 4 a 6 meses. La EPA estipula que el 36,6% de los trabajadores de la clase trabajadora trabajan en el sector sanitario privado, por un total de 274.500 sanitarias.

En cuanto a la brecha salarial, en las actividades sanitarias y sociales es de casi 9.000 euros. En concreto, el salario medio anual de las mujeres es de 23.889,48 euros, mientras que el de los hombres es de 32.830,89 euros y la brecha salarial exacta es de 8.941,41 euros.

El informe, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y la campaña Nursing Now, revela que el personal de enfermería cuenta actualmente con cerca de 28 millones de profesionales en todo el mundo.

Mujer trabajadora en tiempos de Covid-19

La pandemia es un recordatorio de que las mujeres han hecho contribuciones importantes a todos los niveles. Como profesionales de la salud, voluntarios de la comunidad, administradores de logística y transporte, científicos, médicos, desarrolladores de vacunas, etc., la respuesta de las mujeres al COVID-19 está en primera línea. A nivel mundial, las mujeres representan el 70% de los trabajadores de la salud, especialmente como enfermeras, matronas y trabajadores de salud comunitarios, y representan a la mayoría de los trabajadores de servicios en las instalaciones de atención de salud, como limpieza, lavandería y proveedores de alimentos.

A pesar de estas cifras, a las mujeres generalmente no se considera en la toma de decisiones a nivel mundial o nacional en respuesta al COVID-19. Además, los salarios de las mujeres siguen siendo inferiores a los de los hombres y pocas mujeres ocupan puestos de liderazgo en el sector de la salud.

Incluso en el diseño, tamaño de las mascarillas y otros equipos de protección como por ejemplo los (EPIS) que están diseñados para los hombres, lo que pone a las mujeres en mayor riesgo de exposición. Sin priorizar las necesidades de las trabajadoras de primera línea.

Sin duda es un techo de cristal cada vez más visible, donde vemos claramente la luz que hay que seguir y que con cada paso que damos está más cerca de borrarse. Solo hay un camino, el de capacitarse profesionalmente y que el esfuerzo que han realizado durante la historia otras mujeres logre la estabilidad, mejoras y el reconocimiento de la sociedad.

¡Feliz día de la mujer!

 

 

 

 

 

Necesitas más información

Ponte en contacto con nosotros

Si necesitas más información escríbenos explicando todas tus dudas. Te las intentaremos resolver lo antes posible

Contacto