Descripción formación continuada

 Recibe Asesoramiento Personalizado

 

Los cursos de formación continuada de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud están configurados y orientados al reconocimiento de la carrera profesional de las Comunidades Autónomas, al acceso a oposiciones y bolsas de trabajo y, desde la publicación del Real Decreto 450/2005 sobre Especialidades de Enfermería, a la obtención del título de Enfermero Especialista (según disposición transitoria segunda).

Desde el año 2000, estos cursos están acreditados por la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud y, en los últimos años, también por el Consejo Internacional de Enfermería con el objetivo de que puntúen en los baremos de méritos de acceso al Sistema Sanitario y promoción profesional.


La formación continuada es impartida en los Colegios de Enfermería y Centros Sanitarios de las distintas provincias según un catálogo anual de carácter nacional. Este catálogo es revisado por el equipo de la Escuela en función de los estudios de necesidades que se realizan periódicamente, con el objetivo de ajustar los programas formativos a las demandas y expectativas del colectivo al que se dirige y agrupar los cursos en áreas de conocimiento.

¿Qué es?


La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias entiende la formación continuada como "...el proceso de enseñanza y aprendizaje activo y permanente al que tienen derecho y obligación los profesionales sanitarios, que se inicia al finalizar los estudios de pregrado o de especialización y que está destinado a actualizar y mejorar los conocimientos, habilidades y actitudes de los profesionales sanitarios ante la evolución científica y tecnológica y las demandas y necesidades, tanto sociales como del propio sistema sanitario".

¿Por qué es importante?


La Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, señala la formación de los profesionales como un factor fundamental en la mejora de la cualificación profesional. En este sentido, reconoce la importancia de la formación continuada, orientada a mejorar la calidad del proceso asistencial y garantizar la seguridad del usuario.

Imprimir

Enviar a un amigo